Blog

Recurrir multas de tráfico: 5 claves para hacer bien las alegaciones de multas

Escrito el 23 de ene por redRecambios
Cómo recurrir las multas de tráfico es ¡el eterno dilema! Muchas veces no estamos de acuerdo con las sanciones de tráfico que nos llegan pero, por no saber cómo hacer alegaciones de multas o por falta de tiempo, al final... ¡Multa al canto!
 
En este post queremos daros las claves sobre cómo y dónde recurrir una multa. Os puede ayudar a ahorraros unos euros, que podréis dedicar a mimar vuestro vehículo con bonitos recambios de coche nuevos... Y, ¡sí! También podréis ahorrar puntos del carné, así que... ¡Ojo al dato, señores!
 
 

1) ¿Quién te ha puesto la sanción de tráfico?

Es importante diferenciar quién las pone para saber cómo hacer el recurso de la multa.
En ciudad, la mayoría de las multas nos las pone la Policía Local son, sobre todo, las multas de aparcamiento, multas por parar en doble fila, saltarse un semáforo, etc.
 
¿Quién te ha sancionado?
 
Sin embargo, las sanciones de tráfico son las que pone la Guardia Civil (y, a veces, la Policía Nacional), que son sobre todo las relacionadas con la velocidad, el índice de alcoholemia, no respetar las normas de circulación en carretera, etc.
Hay que fijarse en el boletín de la multa, ¡ahí viene todo!
 

2) ¿Dónde recurrir una multa?

Para recurrir multas de tráfico de la Policía Local hay que dirigirse al organismo del Ayuntamiento que se encargue de recaudar el dinero de los impuestos, etc. Aunque, si vives en un pueblo, debes ir a la Diputación de tu provincia. En estos casos, debes seguir el procedimiento de tu ayuntamiento o diputación, que encontrarás en su página web.
 
Aquí nos vamos a centrar en las sanciones de tráfico que pone la Guardia Civil, estas las cobra la Dirección General de Tráfico. Tienes varias opciones para recurrir estas multas de tráfico: puedes hacerlo por Internet, en la Sede Electrónica de la DGT (pero ten en cuenta que necesitas un certificado digital) o a través del pliego de descargo o escrito de alegaciones que viene en el faldón de la multa. Solo debes seguir las instrucciones que aparecen…
 
Y para pagar, ¡tienes todas las facilidades! Estas son las opciones:
 
-          En la página web de la DGT
-          Llamando al teléfono 060
-          En cualquier oficina de Correos
-          En la Jefatura provincial de Tráfico
 

3) ¿Qué plazo tengo para recurrir multas de tráfico?

El plazo para presentar las alegaciones de multas es de 20 días naturales desde que te la notificaron (tanto si te la dieron en mano, como si te llegó por correo o si la publicaron en el BOE por no localizarte). Sí, has leído bien, ¡naturales! Así que los fines de semanas y las fiestas también cuentan.
 
Multa por inmovilización del coche
 

4) ¿Cómo se hacen las alegaciones de multas?

Te preguntarás, ¿y qué pongo en el recurso de multa? Lo normal es que recurras una multa porque realmente piensas que no es justa. Por eso, lo primero que te recomendamos es que pidas pruebas de la sanción de tráfico, o las aportes tú si las tienes. En estos casos, la Administración te manda las pruebas (fotos, declaración del agente con detalles, etc.) y, a partir de ahí, te da otros 15 días para que pongas el recurso de la multa si sigues sin estar de acuerdo.
 

5) ¿Qué opciones tengo de ganar el recurso de la multa?

No nos vamos a engañar, librarse de una multa no es fácil… pero tampoco es imposible. A veces la Administración se equivoca y tú ganas.
¿Cuándo pueden darte la razón?
 
  • Si las pruebas no son suficientes (las fotos no se ven bien, el agente no tiene datos suficientes o no firmó la declaración, etc.), estarías en indefensión.
  • Si hay errores en algún dato.
  • Si la sanción de tráfico ha prescrito. Las multas leves caducan a los tres meses y las graves, a los seis. ¡Fíjate por si acaso!
 
Lo último que debes sabes, y no por ello menos importante, es que cuando presentamos alegaciones de multas perdemos el derecho a pagar la multa con la reducción del 50 %. ¡No se puede pagar y recurrir una multa! No es compatible. Además, si desestiman el recurso de multa (vamos, que no te libras), tampoco podrás pagar con la reducción.
 
Riesgo de multa durante una prueba de alcoholemia
 
Por eso, te recomendamos que te fijes bien en la multa y solo la recurras si crees que de verdad no es justa, si no, paga mejor la mitad y ¡olvídate de ella lo antes posible!
 
En redRecambios queremos mantenerte informado de todo, no te pierdas otros interesantes posts de nuestro blog, como los 5 consejos para pasar la ITV a la primera, el post sobre los coches más fiables con piezas de coches que apenas se averían o sobre la tendencia de los coches eléctricos.
 
¡Contacta con nosotros y danos ideas para seguir informándote!